Coaching profesional

En caso de no obtener el empleo ¿Qué hacer?

en caso de que no te den el empleo, qué hacer?

Superada la etapa de la entrevista y la espera de respuesta, te informan o deduces que no fuiste seleccionado para el cargo al que aplicaste. Este momento puede ser muy frustrante, en dependencia de las expectativas que te hayas creado en relación a ese empleo. En cualquier caso, agradece haber sido tomado en cuenta, sea con un mail o mensaje vía red social.

Es importante que, ante una respuesta negativa, actúes proactivamente. Lo primero que debes hacer es mantener o subir el ánimo. El buen humor, ayuda a pensar y decidir mejor. Así que, ante esa puerta que no se ha abierto, hay muchas otras que pueden estar esperando por ti.

No pierdas de vista que, el mercado laboral es cada día más competitivo y dinámico. Teniendo eso en mente, y evaluando todos los pasos que diste, el contenido de tu currículum vitae, tus respuestas verbales y corporales en la entrevista, la solidez de tu marca personal en las redes, reorienta y cambia aquello que consideres deba ser mejorado.

en caso de que no te den el empleo, qué hacer?

¿Esperar una respuesta o buscarla?

Después de la entrevista viene un período de espera por la llamada que te diga que fuiste seleccionado para el empleo. Ese tiempo puede resultar más largo de lo normal. Por ello, es prudente no desesperar. Debes considerar el número de aspirantes que fueron evaluados, el tamaño de la empresa y la urgencia de la misma para cubrir la vacante.

Mientras esperas, puedes revisar otras posibilidades. Después de la entrevista, el mundo continúa su curso. Así que, independientemente del resultado de ese proceso, tú debes seguir adelante. Ello implica cultivar o dedicarte a lo que te guste o invertir tiempo en profundizar tu conocimiento en el área de trabajo que deseas desarrollar.

La vida es un camino de múltiples opciones. Solo tú decides cuál seguir y en cuál mantenerte. Por ello, si haces conciencia de que la entrevista es apenas uno de los caminos que tienes por delante, podrás asumir con amplitud y entusiasmo, el tiempo de espera tras la misma.

Sin embargo, pudieras verte tentado a llamar a la empresa o al reclutador, para saber si resultaste seleccionado. Esto puede tener un punto a tu favor, pues demostrarías que tienes interés en el empleo. Lo importante es no hacerlo de manera insistente o sin haberse cumplido el tiempo de espera estipulado. Este último lo has debido indagar en el curso de la entrevista.

Si desconoces el tiempo que dedicará la empresa para seleccionar al personal, puedes establecer una semana como período suficiente y llamar para informarte del proceso. Si aún no ha culminado el mismo, deberían informarte cuándo tendrán respuesta y si ellos te llamarán para darte los resultados. Pasado dicho plazo, y si no te han llamado, debes valorar la pertinencia de insistir.

Si aún agotados los intentos de contactar al responsable de reclutar, no se nos atiende o devuelve la llamada, es preferible no insistir. En medio de este período de espera por la respuesta, centrar la atención en otros posibles campos de acción, puede ayudar a mantener el equilibrio espiritual y sobrellevar mejor cualquier respuesta.

en caso de que no te den el empleo, qué hacer?

Tu éxito está más allá de una respuesta

Ante una respuesta negativa, debes reaccionar con actitud positiva. Lo interesante de lanzarte al campo laboral, es colocarte múltiples retos que te ayuden a cumplir tus metas. Desarrollar estrategias para el análisis de oportunidades, definiendo tus competencias para cada una de ellas y dándoles puntuación con base en tu mayor o menor habilidad para llevarlas a cabo.

También es importante potenciar tu creatividad y destrezas para el campo de trabajo que te hayas  propuesto conquistar. Ello implica, dedicar tiempo a la formación, sea autodidácticamente o a través de cursos, talleres o foros acerca del o los temas que, en tu plan de acción, hayas definido como prioritarios o necesarios.

Toda esta actividad debes reflejarla, tanto en tus redes sociales, como en tu currículum vitae, de manera que siempre ofrezcas información actualizada. De esta forma, tu mercadeo ganará en dinamismo y variedad, con lo cual tus oportunidades de conseguir empleo, pudieran verse mejoradas y multiplicadas.

Recuerda que las empresas y reclutadores, están activos todos el año en las redes sociales, tanto las especializadas para profesionales, como en las personales. Si sabes plantearte una estrategia de mercadeo, demostrando adaptabilidad, gratitud y capacidad de superar escollos, resultaras un candidato apetecible para esas organizaciones y sus departamentos de recursos humanos.

SHARE
RELATED POSTS
matriz foda
Matriz FODA: el éxito en la búsqueda de trabajo
cómo conseguir un mejor empleo
¿Cómo conseguir un mejor empleo?
inteligencia emocional e inteligencia profesional
Combina tu inteligencia profesional con tu inteligencia emocional

Comments are closed.