Entrevistas

Acoso en las Entrevistas de Trabajo ¿cómo enfrentarlo?

Generalmente la palabra acoso se relaciona, inmediata y frecuentemente, con lo sexual. Sin embargo, este se refiere a toda acción, gesto o palabra que implique, explícita o implícitamente, un maltrato verbal, físico o psicológico y refleje disconformidad contigo o cualquier aspecto de tu vida personal o profesional.

Algunos reclutadores, a sabiendas de tu posible situación de fragilidad emocional, como entrevistado, y conscientes de su posición de poder, pueden abusar del momento de la entrevista de trabajo, para hacer preguntas incómodas, inadecuadas, inoportunas y/o fuera de lugar, ante las cuales pudieras sentirte acorralado, sin saber qué hacer o responder.

Lo primero que debes tener en cuenta, al asistir a cualquier entrevista, es la convicción profunda en tus propias competencias y en tus valores, principios y conductas. Esto te permitirá superar cualquier intento de abuso, evitando o minimizando consecuencias de una  entrevista signada por el acoso.

Toda entrevista de trabajo debería darse de manera fluida y en un ambiente no hostil, independientemente si la misma se realiza colectiva o individualmente. En ese momento, es muy importante que prestes mucha atención al curso de las preguntas, su intencionalidad y tono, además del lenguaje corporal del entrevistador.

acoso laboral, cómo enfrentarlo?

Cuidado con estos temas

Por regla general, en un proceso de selección de personal no deberían preguntarte acerca de los siguientes temas:

  • Preferencias religiosas
  • Inclinaciones sexuales
  • Tendencia política
  • Racismo
  • Vida personal

Tampoco sería ético que, en medio de la entrevista te comenten o pidan opinión acerca de:

  • Trabajos anteriores y causas de salida de los mismos
  • Decisiones políticas, nacionales o internacionales
  • Temas sensibles como el aborto, la discriminación de personas por su orientación sexual o por sus discapacidades.
  • Tu posición personal frente a cualquier posible injusticia, contra ti o contra terceros.
  • Tus limitaciones para asumir el cargo ofrecido
  • El sueldo que aspiras recibir
  • Terceras personas, aspirantes o no, al mismo cargo.

En fin, cualquier pregunta o gesto, que te incomode o sientas que invade tu privacidad, puede ser una alerta a considerar, ya sea en relación con la persona que te entrevista o con la empresa toda. Tu capacidad de escucha activa, intuición y buena lectura de lo que sientes durante el proceso, son herramientas clave para evitar momentos embarazosos y para detectar el acoso.

acoso laboral, cómo enfrentarlo?

¿Qué hacer al sentirte acosado?

Si un entrevistador actúa de manera acosadora, invadiendo aspectos que no se relacionan con tus competencias para el cargo, ni con el perfil de la empresa, es importante mantener la calma y la compostura, dando respuestas firmes y amables que dejen claro que no estás dispuesto a tolerar ese tipo de actitudes.

Incluso, el reclutador pudiera generar un ambiente cómodo, amable y de mucha confianza, que te permita relajarte y establecer una conversación amena y de tinte informal. Aún en estas circunstancias, es importante que estés alerta ante las preguntas o comentarios que te haga, y sin perder tu buena disposición de ánimo, detener cualquier signo de acoso.

Si la entrevista continúa y se vuelve a presentar otro indicio de agravio, trato despectivo hacia ti o hacia otras personas, intento de abordar temas personales o contacto físico innecesario o inadecuado, puedes digna y firmemente fijar tu posición frente a tales hechos. No puedes permitir ningún tipo de abuso, por lo que estarías en tu derecho de abandonar la entrevista.

Consecuencias del acoso en una entrevista 

Los efectos de una experiencia de este tipo, van a depender de tu actitud e inteligencia emocional para manejar la situación y de lo fuerte que pueda resultar la misma. En algunos casos, de índole muy ofensiva, pudiera ser necesaria la consulta con algún especialista.

Pero, ante cualquier acción, actitud, gesto, contacto o palabra inadecuada, es importante la denuncia, tanto en las instancias legales de atención a las víctimas como en las propias de dirección de la empresa. El acoso no puede callarse ni obviarse, especialmente si te impacta negativamente. Tu denuncia puede evitar que la conducta de acoso continúe.

Obviamente, al dejar plantado al acosador o denunciarlo, no obtendrás el empleo solicitado. Ello, puede ser una ganancia, pues te habrás alejado de un ambiente con probabilidades de abuso hacia tu persona y te abrirá las puertas a nuevas y mejores oportunidades.

SHARE
RELATED POSTS
Preguntas frecuentes del entrevistador
Entrevista de Trabajo: Preguntas frecuentes del entrevistador
Entrevista de Trabajo Online
aspectos importantes de la entrevista de trabajo
Entrevista de Trabajo: Aspectos más importantes

Comments are closed.